Los Coffeeshops más curiosos de Ámsterdam

Vamos a hablar de Ámsterdam, pero no precisamente de sus canales. De acuerdo, los coffeeshops tampoco son lugares que se salgan demasiado de lo convencional, ya que se han convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad (para bien o para mal).
Pero no te preocupes. Siempre hay lugares auténticos. Y los hemos encontrado.

Te mostramos los coffeeshops más raros, pero a la vez más interesantes de Ámsterdam. Es hora de abrir la mente, conocer gente nueva y vivir experiencias insólitas. ¡Esto es Ámsterdam, amigos!

Coffeeshop Katsu

Fachada. Michael Delaney at Flickr

Donde lo kitsch y lo punk se dan la mano.

Si hay un lugar donde deshacerse de los prejuicios, es Katsu. Aunque su fachada pueda recordarte a una de esas tiendas estridentes de Harajuku, lo cierto es que su interior es mucho más acogedor. Bancos mullidos, plantas, luz tenue y lo mejor: una decoración que podría gustarle a abuelas y hermanas rebeldes por igual.

Además, Katsu es reconocido por su ambiente amistoso y multicultural y cuenta con una gran mesa comunitaria donde podrás entablar conversación con los locales. | Eerste van der Helststraat 70

Coffeeshop Abraxas

Interior. Abraxas fanpage en Facebook

Imagínate a Gaudí y Gustav Klimt ‘pasando el rato’ en un coffeeshop y teniendo la mejor idea de su vida. Esa idea sería Abraxas.

Su diseño es obra de Katrin Brockmüller, una artista alemana que conjuga elementos modernistas con referencias a la naturaleza y la vida. En definitiva, el lugar para los que prefieran relajarse con música chill y un té caliente.

Pero tampoco puede faltar una visita a su tienda: pipas, ropa de cáñamo o incluso un juego de cartas diseñado por la propia Brockmüller e inspirado en el Árbol de la Vida. ¡Es tu momento de hacerte por fin con un souvenir original! | Jonge Roelensteeg 12-14

Coffeeshop Dampkring

Bowie. Dampkring fanpage en Instagram

Gatos, estrellas de cine y psicodelia

Sin duda, el mejor viaje que alguien puede experimentar en el Dampkring es el visual. Sus colores y formas son todo un remember de los 70s.

Y aunque Brad Pitt y George Clooney rodaron aquí una escena de Ocean’s Twelve, la verdadera estrella es Bowie, el gato ‘residente’ del local. A Bowie también se le conoce como Cat of Cannabis y se ha convertido en todo un icono para los locales. Tal es su fama, que hasta tiene un club de fans.

Por cierto, si pensabas que el paso de los celebrities de Hollywood se quedó en algo anecdótico, estás equivocado. En homenaje, el Dampkring le ha puesto el nombre de la película a uno de los ‘ingredientes’ de su menú. | Handboogstraat 29

Coffeeshop Siberië

Interior. Siberië fanpage en Facebook

Hogar de artistas, locales y experimentados

Más allá de un coffeeshop, Siberië es un verdadero espacio social para artistas emergentes de la ciudad. Por eso, lo normal es toparse con exposiciones de arte, conciertos acústicos, djs, lecturas de poesía, talleres e incluso sesiones de Tarot.

No suele estar en la lista de ‘Ámsterdam para dummies’ de los turistas así que, si te apetece escapar de los coffeeshops habituales, este es tu sitio. | Brouwersgracht 11

 

 

Como ves, Ámsterdam es un magnífico lugar para perderse y descubrir lugares únicos. Si quieres conocer más sitios peculiares, habla con Aitana. Conoce Ámsterdam como la palma de su mano y estará encantada de contártelo todo. Eso sí, ¡cerveza artesanal en mano!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *