Descubre los secretos mejor guardados de Rotterdam

¿Conoces algo de esta ciudad?. Quizás nunca te has parado a pensar en incluirla en tu lista de próximos destinos, pero Rotterdam se está convirtiendo en la ciudad más canalla, moderna, comercial y artística de Holanda.

Te preguntarás cómo ha conseguido una ciudad prácticamente destruida en la Segunda Guerra Mundial transformarse en una metrópoli moderna e industrial, pues bien, os contamos las principales razones para que comiences a buscar un hueco en tu agenda y te escapes a descubrirla:

Diversidad de formas: una de las razones con más peso para visitar Rotterdam es su arquitectura moderna, la cual encontrarás por cada una de sus calles. No solo eso, entre los edificios más significativos y pintorescos, puedes encontrarte las Casas Cúbicas, el puente de Erasmus (o como lo llaman allí: “El Cisne”), el sorprendente Teatro Nieuwe Luxor, la Torre Euromast (la más alta de Holanda) o Timmerhuis (el nuevo ayuntamiento modular). Uno de los paseos obligatorios que deberás hacer es a bordo de Spido, un barco que recorre el puerto y los lugares más bonitos de la ciudad. En general, si eres amante del diseño te fascinará pasear acompañado de tu cámara de fotos por cada una de sus arterias.

Una ciudad rodeada de arte: sin duda, es una ciudad que incentiva a la creatividad por la personalidad que transmite. Hay una cita a la que tienes que ir sí o sí y son los museos más emblemáticos de Rotterdam. Encontrarás el Museum Boijmans Van Beuningen,verás obras de Rembrandt, Van Gogh o Dalí. Date un paseo por Kunsthal si eres más de arte contemporáneo. Nederland Photomuseum, si tu pasión es la fotografía. Si por el contrario quieres un plan mucho más alternativo, te recomendamos el Ss Rotterdam, un transatlántico convertido en museo marítimo. ¿Has tomado nota? ¡Esperamos que sí! Aunque la verdad, no solo podrás disfrutar del arte dentro de museos, por la ciudad podrás encontrar graffitis que te dejarán sin palabras.

Para los más foodies: la gran oferta y variedad gastronómica que encontrarás será inmensa, la mezcla de diseño y gastronomía, es mucho más que una realidad aumentada. ¿Tienes boli y papel a mano? Comienza visitando Markthal, el antiguo mercado de abastos en el que encontrarás alimentos de todos los lugares del mundo, después pasea por la ciudad hasta llegar al barrio de Katendrecht, allí podrás disfrutar de Fenix Food Factory, todo un ejemplo de reconversión de espacios en lugares increíbles, o Op Het Dak café, un restaurante con huerto urbano que se encuentra en un tejado. ¡Sí! ¡En un tejado!. Pero si lo que de verdad  estás buscando es conocer la historia de la ciudad antes de la Segunda Guerra Mundial, tienes que ir al barrio de Delfshaven,  mantiene todo el encanto de la antigua ciudad, un sitio perfecto para tomar una autentica cerveza de Rotterdam mientras disfrutas de las vistas del canal.

Rotterdam de noche: si lo que te gusta es disfrutar de la buena música, no te preocupes, aquí encontrarás todos los estilos que te puedas imaginar. La oferta de ocio nocturno es muy interesante, las zona que sabemos que te encantará es Witte de Withstraat, una zona con mucho ambiente repleto de bares, restaurantes y sitios en los que tomar una copa después de cenar.

Y un plan aún mejor, en poco tiempo podrás conocer a BRUNO, el mejor anfitrión que te puedas encontrar en Rotterdam, quién te contará todos y cada uno de los secretos de la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *