Diseño de moda – La cabeza contra el corazón

«La ropa que diseño y todo lo que he hecho gira alrededor de la vida: cómo viven las personas, cómo quieren vivir y cómo sueñan vivir en un futuro. Eso es lo que hago» – Ralph Lauren

 

Desde el principio de los tiempos, el hombre ha diseñado y ha creado. Así es como hemos evolucionado y, sin esa primera piel de animal, cosida con tendones desecados y una aguja hecha con un hueso, no tendríamos la industria multimillonaria que es hoy la moda.

 

Diseño de moda - La cabeza contra el corazón

 

En el mundo de la moda, en constante evolución, el diseño de lo que llevamos puesto sigue siendo lo más importante. El buen diseño se aprecia en todas sus formas, inspira y deleita y mejora nuestra vida de muchas maneras.

 

«El principio del diseño, la armonía, el ritmo y el equilibrio, es siempre igual tanto en el diseño de interiores como en el diseño de moda» – Venus Williams

Esa afirmación es cierta en muchos sentidos. La sensación que tienes cuando llevas un bonito traje a medida es la misma que cuando entras en un impresionante hotel boutique como los de la cadena Room Mates Hotels. Todo tiene que ver con mejorar nuestras vidas y crear una experiencia que nos haga sentir bien. Con una vida cada vez más ajetreada y más exigencias profesionales, necesitamos cualquier oportunidad de sentirnos bien con nosotros mismos y dedicar un momento a la evasión de la realidad que sentimos cuando llevamos ropa bonita o nos adentramos en un hotel bonito.

 

Diseño de moda - La cabeza contra el corazón

 

Con los continuos avances tecnológicos, el diseño de moda se ha dividido en dos conceptos muy opuestos. Los diseñadores amantes de la tecnología pisan fuerte con la tecnología prêt-à-porter: trajes que pueden cargar el móvil mientras vas a trabajar o tops para correr que miden tu ritmo cardíaco y hacen un seguimiento de tu rendimiento. Los tejidos se trabajan minuciosamente para obtener de ellos el máximo rendimiento tras años de investigación científica. Las prendas se diseñan con programas informáticos y sus piezas se producen con impresoras 3D. Este es el concepto «cabeza»: investigación, futuro, dinero, expansión.

 

En el lado opuesto tenemos a otros diseñadores, preocupados por el notable ascenso de estos nuevos conceptos, que optan por un enfoque más tradicional. Los diseños se crean en papel antes de que cada pieza de seda cruda se corte y se cosa a mano. Después se adornan, con puntadas dadas con mimo. Este es el concepto «corazón»: emoción, sentimiento, amor, calidez.

 

Diseño de moda - La cabeza contra el corazón

 

¿Alguno de estos conceptos es erróneo? No. Ambos ofrecen un diseño sumamente creativo y ambos tienen la capacidad de hacernos sentir increíbles cuando los experimentamos. Ese deseo es el que mantiene vivo al sector y, sin él, ninguno de estos conceptos sobreviviría.

 

«No necesitamos la moda para sobrevivir, simplemente la deseamos intensamente» – Marc Jacobs

 

FIN

 

Por: THAT DAPPER CHAP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *