DETRÁS DE LORD BALFOUR

El Lord Balfour Hotel fue diseñado en 1940 por el arquitecto Anton Skislewicz y es un estupendo ejemplo de edificio Art Decó de Miami.

Nacido en Dubrovnik en 1895, Skislewicz, se graduó en arquitectura en la Universidad de Columbia en 1929. Durante la gran depresión, en 1934, se trasladó a Miami aprovechando que el despunte de la nueva industria turística de Miami Beach generaba una gran demanda de nuevos edificios e instalaciones.

El edificio:

El Hotel Lord Balfour lo concibe en forma de U, creando en su interior una tranquila terraza a la que se vuelcan las habitaciones que no dan a fachada, algo novedoso frente a otros arquitectos de la época que solo se preocupan de las composiciones de las fachadas.

En los hoteles diseñados por Skislewicz se aprecia una preocupación por la funcionalidad y un esfuerzo porque todas las habitaciones que no dan a la calle también sean luminosas y tengan vistas agradables. En este caso el patio se convierte en el corazón del hotel, al que se le da continuidad con los espacios interiores a través del magnífico suelo de terrazo.

Skislewicz era un apasionado del mundo de la aeronáutica y de la industria del motor y eso se aprecia en sus diseños. Trabajaba con planos y líneas, contrastes de llenos, vacíos y líneas para crear sus diseños acelerados y maquinistas, huyendo de los elementos decorativos característicos de otros arquitectos del momento. En Lord Balfour podemos apreciarlo es todo su esplendor.

El edificio de sitúa en un cruce destacado de la Avenida Ocean Drive y la calle 4th. Para acentuar la esquina, Skislewicz, marca la verticalidad a través de una composición de paños que alternan vacíos y llenos. Así, contrapone unas ventanas estrechas y muy alargadas con muros macizos. El recurso es similar a otros diseños de Skislewicz en Miami que acentúan la esquina como elemento principal.

En otros casos hacía coincidir la entrada con la esquina, pero en esta ocasión la desplazó magistralmente a un lado enfrentándola al patio interior, lo que genera un precioso juego de transparencias visuales. Además, eleva la entrada solo treinta centímetros respecto a la calle (menos de lo habitual en los hoteles de la zona) y también le da más profundidad. Esos treinta centímetros son suficientes para generar un espacio de mayor grado de intimidad, pero sin perder la continuidad con la calle y una escala más humana.

En planta baja una impresionante cornisa de gran vuelo rompe la verticalidad de la esquina generando un potente contraste. Y en las plantas superiores, las cornisas, menos potentes, se rompen para dar prioridad a los elementos verticales en la esquina, quedando solo una pequeña cornisa remarcando las ventanas de la esquina.

Actualmente se está construyendo una ampliación, diseñada por el arquitecto de interiores Nacho García de Vinuesa. Siguiendo la idea de la terraza interior, la ampliación también tiene forma de U, que se abre hacia el edificio existente continuando la terraza interior en la ampliación consiguiendo una excelente unión entre ambos edificios.

¿Quién fue Lord Balfour?

Todos los hoteles diseñados y construidos entre los años 30 y 50 en Miami tienen nombres que rememoran destinos vacacionales, lugares exóticos, el mar o la playa. Incluso el hotel Lord Balfour fue explotado durante bastantes años bajo el nombre “Wave Hotel”. ¿Por qué en un destino tan turístico se da un nombre a un hotel de un personaje como Lord Balfour?

Lord Balfour (Arthur James Balfour) fue un destacado político británico, que llegó, tras ostentar diferentes puestos de responsabilidad a lo largo de su vida, a ser Primer Ministro entre 1902 y 1905, influyendo profundamente en la historia del Sigo XX.

Mantuvo además toda su vida el interés por el estudio de los temas que le preocupaban, en concreto la ciencia y la filosofía. En la sociedad Victoriana existía un apasionado debate sobre el encaje entre ciencia y religión al que Lord Balfour no fue ajeno y en el que influyó con varios ensayos.

Enthusiasm moves the world.” Arthur Balfour

Lord Balfour falleció en 1930 y el hotel fue construido en 1940. La razón por la que al hotel se le bautiza originalmente con este nombre es desconocida.  Malcon Berg, el arquitecto encargado de la reforma del edificio en 2011 y que estudió profundamente los antecedentes afirma “We know exactly who Lord Balfour was, however why the hotel was named after him is a mystery to us”.

Os invito a que descubráis parte del pensamiento de este personaje que tanto influyó en el pasado sigo a través de las frases impresas en el techo del lobby del Hotel Room Mate Lord Balfour.

 

Articulo escrito por Ramón Fernandez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *