Los lugares más románticos para una cita en Manhattan

Ya es oficial, febrero ha llegado y eso significa una cosa: ¡que el amor está en el aire! Si este año tienes pensado celebrar el día de San Valentín en Manhattan con esa persona especial, asegúrate de que salten chispas planeando una noche inolvidable.

Dada la gran variedad de posibilidades que ofrece Manhattan para celebrar el día de San Valentín, reducir tus opciones para aprovechar al máximo el día más romántico del año puede resultar una tarea abrumadora. Hemos creado una lista de los restaurantes, las actividades y los lugares de citas más íntimos de Nueva York para garantizaros una noche que ninguno de los dos olvidaréis.

Restaurantes

Milk and Roses: Ubicado en el barrio de Greenpoint, en Brooklyn, Milk and Roses es muy popular tanto entre los neoyorquinos como entre los turistas. El interior, acogedor e iluminado con velas, está diseñado emulando a una biblioteca, y su creativo menú incluye cocina americana con influencias del sur de Italia. También es conocido por sus exquisitos cócteles y su genuina selección de vinos italianos.

Kat & Theo: Escondido en el distrito de Flatiron, este restaurante se ha ganado su reputación gracias a su ambiente sensual y a los platos de temporada de su carta, inspirados en el Mediterráneo. Este amplio bar ofrece una iluminación romántica, paredes de ladrillo visto y un enrejado de metal que te hará sentir como si estuvieras cenando bajo la Torre Eiffel en la Ciudad de las Luces.

Maison Premiere: Este referente de Williamsburg es muy popular para las citas de noche, aniversarios y ocasiones especiales, y no resulta difícil saber por qué. Como probablemente sabrás, las ostras son uno de los afrodisíacos más conocidos, y resulta que son la especialidad de Maison Premiere. Para hacerte una idea de la decoración, imagina una mezcla entre Nueva York, Nueva Orleans y París. Además, aparece constantemente clasificado como uno de los mejores bares de Estados Unidos.

Actividades

Amor en Times Square: Aunque Times Square se conoce mundialmente por su fiesta de Año Nuevo, la gente también acude en manada a este popular destino turístico el día de San Valentín para celebrar el amor. Las parejas se reúnen cada año en los peldaños rojos de Duffy Square para ser testigos de propuestas de matrimonio sorpresa, ceremonias matrimoniales y renovaciones de votos. También hay actividades de entretenimiento en directo e incluso cabinas caleidoscópicas llamadas Heart of Hearts en las que comerse a besos.

Romance bajo las estrellas: También deberías considerar la opción de pasar la noche en el Centro Rose para la Tierra y el Espacio del Museo de Historia Natural. Este evento anual comienza con barra libre, aperitivos para ir abriendo boca y, como no, delicias de chocolate. Además, un cuarteto de jazz crea un ambiente ideal tocando durante la velada. El evento finaliza en el Platenario Hayden, donde un astrónomo recita historias de amor inspiradas en la mitología de las constelaciones que nos observan desde arriba.

Regalos de San Valentín

 

Visita al Museo del Sexo: Para aquellos que buscan algo más arriesgado, una visita al Museo del Sexo podría ser la opción perfecta para este día de San Valentín. El museo es una experiencia única que resulta sensual y educativa a partes iguales. Los visitantes podrán disfrutar de numerosas exhibiciones de arte y artilugios que celebran la historia de la sexualidad humana.

Lugares que visitar

The High Line: Para aquellos que no lo conocen, The High Line es un parque público construido en una línea de ferrocarril elevada que recorre la parte oeste de Manhattan. Se extiende desde la calle Gansevoort en el distrito Meatpacking hasta la calle West 34th y resulta un lugar idílico para una cita nocturna en la que vivir miles de experiencias. Puedes pasear por la ciudad admirando las vistas, disfrutar de obras de arte, picar algo o incluso hacer algunas compras.

Pista de Patinaje del Rockefeller Center: Considerada como una de las atracciones más aclamadas de Manhattan, esta icónica pista de patinaje es un clásico entre las parejas para el día de San Valentín. Además, su conveniente ubicación cerca de otros lugares turísticos principales hace que puedas aprovechar la noche al máximo. Eso sí: prepárate para presenciar más de una pedida de mano, una tradición habitual que ocurre todos los años.

Pista de patinaje del Rockefeller Center

The Loeb Boathouse: Si prefieres un clásico, esta tradición neoyorquina con 150 años de antigüedad es tu mejor opción. Alquila una barca de remos en el Loeb Boathouse y lleva a tu pareja a disfrutar de una gran experiencia en el lago de Central Park. Mejor aún, invítala a un paseo en una auténtica góndola veneciana para que la noche se convierta en una velada romántica de lo más especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *