Los secretos navideños mejor guardados de Nueva York

Diciembre es uno de los momentos más mágicos del año en Manhattan. Millones de personas viajan a la Gran Manzana cada invierno para disfrutar del ambiente festivo y pasar allí la temporada navideña. No es ninguna sorpresa teniendo en cuenta que Nueva York es conocida por acoger algunas de las tradiciones más famosas del mundo en estas fechas: el espectáculo The Rockettes Christmas Spectacular en el Radio City Music Hall, patinar sobre hielo en The Rink bajo el emblemático árbol de Navidad del Rockefeller Center y ver cómo la bola desciende en Times Square en Nochevieja.

Nueva York en Navidad

Tal y como contaba en una reciente entrada de nuestro blog de In Front Row Style, es más que probable que ya conozcas estas míticas celebraciones que atraen a multitud de hombres, mujeres y niños cada año. ¡Aunque a veces lo que apetece es evitar las masas y crear nuestras propias tradiciones! Si este enfoque encaja más con tu estilo, entonces tenemos justo lo que estás buscando.

Echa un vistazo a la siguiente lista de los secretos navideños mejor guardados de Nueva York que no puedes perderte estas fiestas:

Laduree Nueva York

Originales cócteles de Navidad

¡Aquí empieza la verdadera fiesta! El Bar LOCL de Manhattan, ubicado en la 77 con Broadway, acaba de lanzar una propuesta fugaz de temática navideña llamada A Midwinter Night’s Dream («sueño de una noche de invierno»). Además de la increíble decoración, los camareros han creado unos cócteles de lo más ingeniosos servidos en bolas de nieve de verdad (con un toque final de purpurina comestible). Pero la cosa no termina ahí: parte de cada una de las bebidas adquiridas va destinada a Save the Children. No te despistes porque este decorado es temporal y desaparecerá el 1 de enero, así que pásate mientras estés a tiempo. Descubrirás otras propuestas fugaces de temática navideña en Miracle on Ninth Street (en el bar Mace Cocktail, en el 649 de la 9th Street), donde los nombres de sus 11 cócteles no te dejarán indiferente, o en Sippin’ Santa’s Surf Shack (en Boilermaker, en el 12 de First Avenue), donde podrás disfrutar de las bebidas navideñas típicas con un toque tropical.

Nueva York, paisaje navideñoi

Acude a un espectáculo… o dos

No hay duda: los espectáculos teatrales neoyorquinos son un referente mundial. Y aunque todos conocemos los clásicos navideños y nos gustan, Nueva York ofrece una gran cantidad de funciones innovadoras e interesantes que encajan con todos los gustos. Si estás buscando algo divertido, acude a Reckless Theatre en Chelsea para ver “Un temerario cuento de Navidad” (A Reckless Christmas Carol). Este grupo de improvisación cómica ha reinventado el clásico de Charles Dickens para ofrecer un espectáculo genuino y con carcajadas aseguradas. Funciona de la siguiente forma: en cada una de las tres partes, un comediante diferente interpreta el papel de Scrooge. Mientras el resto del reparto memoriza sus líneas, Scrooge tiene que improvisar a medida que la función avanza. Es totalmente recomendable y la entrada cuesta tan solo 10 $. En caso de querer algo más melancólico, no te pierdas The First Noel en The Apollo Theater. Un musical navideño de Lelund Durond Thompson y Jason Michael Webb, cuyo argumento se centra en una familia de Harlem que está de duelo por la pérdida de un ser querido y que ha recibido

muy buenas críticas. Y para algo más atrevido, quizá quieras visitar el Irondale Center en Brooklyn, que actualmente ofrece Company XIV: Nutcracker Rouge. Para que te hagas una idea: es una mezcla entre El cascanueces y Cincuenta sombras de Grey. Obviamente recomendamos dejar a los niños en casa para acudir a este espectáculo burlesque en el que se pueden presenciar artistas de circo, cantantes de ópera y nudismo parcial.

Pasea por el Gingerbread Boulevard

La tradición navideña de decorar una casita de jengibre con bastones de caramelo, gominolas y dulces variados sigue presente en algunos países por estas fechas. Pero una localización en particular ha adoptado este pasatiempo navideño para llevarlo a proporciones imposibles. El Gingerbread Boulevard («bulevar de pan de jengibre») es una instalación interactiva poco conocida que no puedes dejar de visitar si lo tuyo son los dulces. Escondido en el Madison Square Park, se trata de un pequeño pueblo de casitas de jengibre a tamaño real que harán que te sientas como en un cuento. Gracias a los smartphones y a la tecnología Visual Shazam, los visitantes pueden explorar virtualmente el interior de estas casitas, decoradas cada una con una temática diferente.

1 opinión en “Los secretos navideños mejor guardados de Nueva York”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *