Milán: Made in Italy

Made in Italy

Es conocida mundialmente como la ciudad de la moda, pero Milán es mucho más que compras y glamour. Considerada por Leonardo Da Vinci como su ciudad adoptiva, es cultura, es arte, es historia, es pizza y pasta… Milán es genuinamente ‘Made in Italy’.

Buongiorno Milano!

El sonido del tranvía nos da los buenos días al salir de Room Mate Giulia. Rechazamos subirnos a él por ahora. Con un horario que va desde las 04:00 hasta las 02:00 horas, ya lo cogeremos más adelante. En busca de una terraza en la que tomarnos un buen café italiano, nos paramos en Vía Dante. ¡Cuán importante es el comercio en esta ciudad!

il duomo

Pure art

Quince minutos andando por Vía Dante bastan para, al final de la calle, alcanzar el Castillo Sforzesco. En su interior, encontrarás desde obras clásicas como la Piedad Rondanini, última escultura de Miguel Ángel, a auténticos delirios como un robot autómata del siglo XVII con aspecto endemoniado. Desde ahí, a apenas cinco minutos, está la Pinacoteca de Brera, ubicada en el barrio homónimo. Piérdete en sus callejuelas con preciosos cafés y tiendas de diseño, ropa…

L’ultima cena

Si has llegado hasta aquí es que sin duda, sabes apreciar el arte renacentista italiano. En ese caso,no puedes decir que has estado en Milán sin visitar la iglesia de Santa Maria de lle Grazie, que alberga la representación más famosa del episodio de La última cena, de Da Vinci. Todo un icono cultural que solo podrás admirar bajo reserva previa.

Il Duomo

Es casi la hora de comer, así que toca desandar lo andado y dirigirte a la plaza del Duomo. Si no quieres perder tiempo, lo mejor es tomar una porción de pizza al taglio (al corte) o de focaccia. Si prefieres algo más formal, te sugerimos cualquiera delos restaurantes y bares de la última planta de los famosos almacenes La Rinascente. Sea cual sea tu elección, estás en el lugar ideal para conocer una de las joyas de la ciudad: la hermosa catedral gótica, que ofrece unas espectaculares vistas desde su bóveda.

Shopping time

galeria vittorio emanuele

Viajar a Milán y no ir de compras es impensable. Por eso, la Galería Vittorio Emanuele II es el siguiente objetivo. Situada en un lado de la plaza del Duomo, esta maravilla arquitectónica del siglo XIX ofrece una experiencia de shopping única. Si no tienes suficiente, dirígete a la Via Montenapoleone: Ferragamo, Versace, Armani… nuestros ojos se iluminan y la imaginación echa a volar. Un vuelo que aterriza en el bolsillo. Pero no está todo perdido. La solución, Il Salvagente, en Via Fratelli Bronzetti. Outlet… ¡y de los buenos!

Il Marchesino Il Marchesino

Tras dejar las bolsas en el hotel, dirígete a la plaza de La Scala. Allí se puede disfrutar de los mejores espectáculos en su famoso teatro operístico (busca las entradas con, al menos, dos meses de antelación) y cenar en alguno de los restaurantes más de moda de la ciudad. Uno de ellos es Il Marchesino, comandado por el chef tres estrellas Michelin Gualtiero Marchesi, considerado el padre de la cocina moderna italiana. ¿Una sugerencia? Cualquier plato con verduras.

Los Navigli

Se acerca el final de la visita. Y solo nos queda pasear por el barrio con más encanto de la ciudad, Los Navigli. Se llama así por los dos canales que los rodean. El Naviglio Grande, lleno de terrazas y restaurantes, con la iglesia de San Cristoforo y el callejón de las lavanderas como principales puntos de interés. Y el Naviglio Pavese, un canal más pequeño, pero que comparte con su hermano mayor la calificación de lugar de moda nocturno. ¡Disfrutad, que la noche es joven!

Conoce a Giulia

¿Cuántas veces has pensado visitar Milán pero nunca encontrabas un hotel a tu medida? O estaba lejos del centro, o era demasiado antiguo, o tenía un horario rígido… Olvida todos los ‘peros’ porque todas las ventajas se dan cita en el novísimo Room Mate Giulia. Inaugurado en abril, está localizado en las galerías Vittorio Emanuele, a un paso del Duomo. Un nuevo concepto de hotel de diseño, creado por la afamada interiorista Patricia Urquiola. Un hotel boutique donde podrás disfrutar de una experiencia con todos los sentidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *