Must-eat foods

10 platos que probar una vez en la vida

¿Sabes lo que es el hamam meshwi? ¿Alguna vez has despertado en Oslo frente a un desayuno de gambas frescas? Hay cosas que todos deberíamos saborear al menos una vez en la vida. En Youareitblog hemos elaborado nuestro particular Top 10 de la mano del chef Diego Guerrero y del crítico gastronómico Mimi Sheraton, autor de “1000 platos que probar antes de morir”.

1. POKE (HAWÁI)

Poke

Esta ensalada de pescado crudo es uno de los aperitivos más populares de Hawái y los nativos la elaboraban con trozos de pescado destripado y condimentos como la sal marina y las algas. Tras la influencia de otras cocinas, el poke se prepara con sashimi de atún de aleta amarilla marinado con sal, soja, aceite de sésamo, algas y guindilla hawaiana. También se puede hacer con pulpo y salmón.

2. BAUMKUCHEN (ALEMANIA)

Al corte, este pastel de masa esponjosa se parece al tronco de un árbol con sus anillos concéntricos. Se le conoce como el rey de las tartas (König der Kuchen) y lo más curioso es cómo se prepara: existen hornos giratorios en los que las capas del pastel se hornean en una barra que gira y se van superponiendo.

3. HIDEG MEGGYLEVES (HUNGRÍA)

Cuando llega el calor, es uno de los platos estrella de la gastronomía húngara. Hideg significa frío; meggy, guindas, y leves, sopa. Se trata de una cremosa y refrescante sopa de guindas, elaborada con guindas deshuesadas (ojo, nunca cerezas) y crema agria, y se suele tomar en la cena o como aperitivo. Cada familia tiene su propia versión de este plato y hay quienes añaden rodajas de limón, canela, clavo, un par de cucharadas de ron o vino tinto…

4. DIRI AK DJON-DJON (HAITÍ)

Este delicioso arroz negro con setas es un plato típico criollo, especialmente en la zona norte del país, y no suele faltar en las celebraciones familiares y en los días festivos. Se prepara con las setas djon-djon, muy apreciadas, pues al hervirlas tiñen de negro el agua, que también se usa para cocer el arroz y darle a este su característico color y sabor. Este arroz se suele servir acompañado de carne o pescado.

5. VATAPÁ (BRASIL)

En casi todos los restaurantes del estado brasileño de Bahía se puede probar el vatapá, que se prepara con pan rallado (o harina), jengibre, pimienta-malagueta, cebolla, maní, leche de coco y aceite de dendé. El resultado es una crema que se suele tomar con pescados o ternera y arroz. También acompaña al acarajé, un bollo hecho con judías y camarones.

vatapa

6. PIE FLOATER (AUSTRALIA)

Reconocido como patrimonio cultural de Australia Meridional, este plato es típico de Adelaida y consiste en un pastel de carne sobre (o sumergido en) una sopa de guisantes. En ocasiones se añade salsa de tomate, vinagre de malta o salsa de menta. Tradicionalmente se vendía en carros ambulantes a última hora del día, aunque estos casi han desaparecido y ahora se pueden encontrar durante todo el día en las cafeterías-panaderías.

7. KASUTERA (JAPÓN)

Este popular dulce nipón –también conocido como castella, que proviene del término pan de Castilla– es típico de Nagasaki y fue introducido en la isla por los portugueses durante el siglo XVI. Es un bizcocho muy esponjoso que se prepara con azúcar, harina, huevo y sirope de almidón. Además de en los hogares, se toma en festivales y han ido surgiendo nuevos sabores como el de té matcha.

8. RAVIOLIS CON ALUBIAS DE TOLOSA (ESPAÑA)

Este es, sin duda, uno de los platos que han marcado la carrera de Diego Guerrero. Nació en El Club Allard y aunque estuvo a punto de pasar a la historia cuando inauguró DSTAgE, su madre le paró los pies: un plato así no podía salir de la carta y ahí sigue por méritos propios, convertido en un clásico que homenajea a su tierra, el País Vasco.

9. PASTRAMI(EE.UU.)

Este fiambre se elabora con carne de vaca que, en primer lugar, se somete a un proceso de salmuera y más tarde se marina con hierbas y especias, se cuece y se ahuma. Todo apunta a que su origen se sitúa en Rumanía, desde donde fue llevado por inmigrantes judíos a Nueva York en el siglo XIX. Hoy es el ingrediente principal del sándwich más emblemático de la Gran Manzana.

pastrami

10. ALIGOT (FRANCIA)

Este sencillo y reconfortante plato está unido a la región francesa de Aubrac. Los peregrinos que pasaban por allí de camino a Santiago de Compostela llamaban a las puertas pidiendo “aliquid” –“algo” en castellano– para comer. Y los monjes les daban pan y queso mezclados. De ahí deriva el aligot, un puré de patata que lleva la primera pasta que se hace al elaborar queso Laguiole y que le otorga gran elasticidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *