Nueva York: recupera la magia de la Navidad

Se acerca la Navidad y lejos de ser la Navidad perfecta e idílica como las que cada año aparece en los anuncios, con su familia perfecta, sus regalos perfectos y su árbol decorado con adornos de cristal; tú te encuentras con la auténtica navidad, tu navidad, la de las largas comidas familiares, los regalos de compromiso, las comilonas, las excusas para evitar ciertos encuentros y por qué no, las indirectas y reproches entre mazapán y mazapán. Y así, poco a poco, sin darte cuenta, esa Navidad de tu infancia, repleta de magia e ilusión, se ha desvanece. Y no es de extrañar, más del 80% de la población se siente estresada frente a los compromisos que supone la Navidad y esa obligación implícita de sentirse felices con la vuelta a casa.

Es cierto que muchos de nosotros vivimos lejos de nuestra familia y aprovechamos estas fechas para volver a nuestro hogar, pero confieso que a veces un descanso familiar es de lo más sano y necesario. Haz las maletas, olvídate de los remordimientos, del sentimiento de culpa y date un respiro. Nos vamos de viaje.

Nueva York, la ciudad de la Navidad

No hay nada como viajar a Nueva York para recuperar la ilusión y la magia de la Navidad; y es que viajar a Estados Unidos es como adentrarse en el decorado de una película norteamericana, donde no falta nada que no hayas visto desde el sofá de tu casa en Serendipity.

La Navidad en Nueva York comienza pronto, con el desfile de los almacenes Macy’s a finales de noviembre y la iluminación de las calles y escaparates de las tiendas más famosas de la Gran Manzana, como Barneys,  Tiffany & Co   o Saks Fifth Avenue .
Aunque si lo que te falta es luz, no puedes perderte una visita rápida a Dyker Heights (Brooklyn), un barrio italoamericano famoso por la exageradísima decoración navideña de sus casas, y que año tras año sorprende a sus habitantes y a los turistas con decoraciones alucinantes.

Nueva York en Navidad

Pero lo que de verdad indica la llegada de la Navidad a Nueva York es el encendido del árbol de Rockefeller Center. Cada año millones de personas se acercan para disfrutar de la ceremonia, ver el show en vivo (conciertos y actuaciones) y, si la multitud lo permite, patinar en The Rink, la icónica pista de hielo neoyorkina (que por cierto, abre hasta media noche). Eso sí, para pista de hielo, Wollman Rink de Central Park, rodeada de un paisaje invernal de lo más cinematográfico y bucólico.

Nueva York en Navidad

Callejear y adentrarte en los mercadillos navideños con un Candy Cane con chocolate caliente, un chai latte (mi favorito) o un hot apple cider entre las manos es una de las cosas más auténticas que puedes hacer en estas fechas en Nueva York. Durante el paseo puedes encontrar desde regalos originales y artesanales hasta objetos de decoración para tu propio árbol de Navidad; además,  entre los puestos, se respira parte del ambiente navideño de la ciudad y las calles se llenan de villancicos y grupos de Gospel.

Si a estas alturas, tras patinar sobre hielo, visitar las tiendas más icónicas del mundo, ver un desfile de juguetes alucinante, asistir a un concierto de Gospel y recorrer las calles de la Gran Manzana no has recuperado la ilusión por la Navidad, ya sólo puedes hacer dos cosas: la primera, escribir tu deseo en tu carta a Santa Claus y entregarla en Macy’s,  dónde en una de las plantas se instala Santaland, una bonita aldea mágica  del Polo Norte llena de decorados navideños  y elfos que te indicarán el camino directo a las rodillas de Santa; y la otra, quedarte en Nueva York hasta Fin de Año para celebrar la llegada del año nuevo en Times Square, donde la famosa bola del edificio One Times Square marca la entrada del nuevo año y se desata una fina lluvia de confeti. Seguro que la magia de la Navidad estará al caer.

Nueva York: recupera la magia de la Navidad

Redactado por: Infrontrowstyle.com

Foto cabecera TerraceStudio / Shutterstock.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *